Contra los primeros signos del envejecimiento: ¡mano dura!, y tratamientos 10; complejas fórmulas naturales high tech con una alta concentración de activos y cero aditivos nocivos. Sigue leyendo.
Activos para luchar contra los signos de la edad, hay muchos, pero los más efectivos — hoy por hoy— son tres: el ácido hialurónico, los péptidos y el retinol. El ácido hialurónico, por su increíble capacidad de retener agua en la piel haciéndola más jugosa e hidratada; el retinol por ser un potente antioxidante y una sustancia capaz de producir colágeno y elastina; y los péptidos, por hacer que el colágeno se sintetice logrando así el rejuvenecimiento de la piel.
Todos ellos actuando en sinergia, consiguen evitar el paso por quirófano de todos aquellos que quieran deshacerse de la huella del tiempo sobre la piel. La cosmética avanza al igual que los tratamientos médico-estéticos; hoy se elaboran productos inteligentes con una potente carga de investigación a las espaldas. Formulaciones repletas de un alto porcentaje de principios activos eludiendo sustancias nocivas como los parabenes y otros derivados petroquímicos que se sitúan en el pódium de los cosméticos naturales capaces de sustituir a la cirugía.
Se ciñe perfectamente a esta descripción la firma Visoanska, un elenco de ingeniosos y potentes cosméticos a base de péptidos entre otras muchas eficaces sustancias que se atreven con el envejecimiento y todos los defectos estéticos de los que nos solemos quejar. Cada producto contiene hasta un 93% de componentes de origen natural, 13 formulaciones y técnicas patentadas, 34 activos específicos, no contiene derivados petroquímicos, ni colorantes, parabenes, siliconas, ni otros emulsionantes químicos.
La gama se compone de cuatro concentrados de tratamiento a medida (para pieles apagadas, hiperpigmentadas, con imperfecciones y flacidez), y cuatro cuidados específicos (para contorno de ojos, zonas delicadas, cuello y escote y marcas residuales). Una de las genialidades de su antiedad, es incluir en el mismo frasco un depósito al vacío que contiene, por un lado, la crema de tratamiento y, por otro, treinta cápsulas como complejo nutricional complementario para fortalecer la piel y aumentar la eficacia de la crema. Un tratamiento 10.